miércoles, 22 de abril de 2015

Desanimo y esperanzas

Annavi iba caminando por su colegio, solo acompañada por su soledad. Se estaba haciendo bastante recurrente eso de sus caminatas solitarias, pero a Annavi no le molestaba; la soledad era su mejor amiga. Caminaba sobre el pasto mojado por la lluvia, con un libro en sus manos, o simplemente pensando. Los demás la miraban raro, era normal y esperado; todos los demás disfrutaban estar acompañados por otras personas y por eso sentían extrañeza de que aquella chica andara sola, a veces sin hacer nada. Annavi por eso procuraba hacer sus caminatas en lugares de poco transito de personas, con eso llamaría menos la atención.


Annavi estaba soñando con poder ser invisible, no todo el tiempo, solo cuando ella lo deseara "Seria fantástico" pensaba; poder desperecer en los momentos nada cómodos y aparecer en los que ella disfrutaría, así nadie la miraría como un ser diferente, nadie la notaria; podría pasar imperceptible ante todos, ser libre, caminar con una sonrisa en la boca teniendo la certeza de que nadie le lanzaría miradas de desprecio, ni la juzgaría. Pero esas cosas son imposibles, pensaba Annavi con tristeza. Lo único que le quedaba era juntar fuerza para seguir con su vida, para vivirla, no con solo oscuridad en su corazón, sino con una luz potente de felicidad que hace que todo valga la pena.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario