martes, 23 de julio de 2013

Alma dolorida







A veces mi alma duele, me duele porque suelo mirar a mi alrededor y no ver a nadie, me duele porque me encuentro en un agujero oscuro del que quiero salir pero no puedo, por miedo, me duele porque todos ven solo mi exterior, ninguno a sido capaz de entrar en en el interior de mi ser, o tal vez soy yo la que no los deja pasar por la puerta de mi verdadero yo. A veces me duele el alma, me duele porque siento que no puedo encajar, porque se que aunque luche y luche, luche por salir de mi agujero, siempre habrá algo que me llevará hasta el fondo de nuevo, algo que me impedirá llegar a mi meta.

A veces mi alma me duele, me duele porque a veces me pregunto como hubiera sido todo si no me doliera, como hubiera sido todo si hubiera hecho mejor las cosas, como hubiera sido si no tendría hoyos vacíos en mi mente, como hubiera sido si fuera un ser humano con menos defectos de los que tengo, como hubiera sido si mi mente no hubiera sido tan complicada y difícil.

Me pregunto si algún día pudiera salir de mi rincón y expresar todo lo que tengo en mi, sin las miradas frías de la gente, sin ningún problema que se interponga, sin mi cerebro reclamando, ser yo misma, aunque a veces me pregunto ¿Quién soy yo?


Desahogando mi ser
Con cariño
Ale :)

1 comentario:

  1. Es triste pero todos pasamos por momentos así. Son altibajos, en los que te preguntas como hubiera sido si hubieses hecho las cosas de manera diferente. Y nos culpamos a nosotros mismos hasta llorar. Pero no hay que estancarse en esos momentos, de esos momentos se aprende. Uno se levanta y mira la vida de manera diferente. te sigo, un beso :)

    ResponderEliminar