miércoles, 4 de septiembre de 2013

Mejor remedio que las lagrimas

Yo siento como mi vida se está volviendo tan desagradable, que deseo con toda mi alma que no sea mañana, para no tener que soportar lo que viene, pero a la vez quiero que el tiempo pase rápido para salir y alejarme de mis miedos, para poder respirar tranquilidad, esa tranquilidad que no he podido tener en años. Cada día, cada semana, se hace un infierno. Cuando llego a casa deseo que caiga un meteorito y lo destruya todo porque mis pensamientos son un desastre y deseo que todo desaparezca, que yo desaparezca.

Tengo miedo, miedo del futuro, miedo de que nada salga como quiero. Usualmente no me gusta  pensar en eso, pero los malos pensamientos, al igual que los recuerdos, siempre hallan la manera de salir a la superficie de mi mente y atormentarme, yo intento ponerlos en el fondo, cerrarlos con un grueso candado, a veces se quedan hay. Pero jamás desaparecen.


Hace muchos días que no lloro, no porque no haya tenido motivos sino porque mi mente ya está acostumbrada y ya no tiene la necesidad de llorar. Pero hoy fue la excepción. Llore, muy poco porque tenía la presión de mis papás al lado pero lo hice. Lagrimas salieron, lagrimas llenas de rabia y miedo. Creo que es bueno llorar pero la mayoría de veces no me sale. A sí que me limito a escribir, que podría decir que es mejor remedio que las lágrimas. 



Un poco de catarsis para este día.
Gracias por leerme
Tuya siempre
Ale.

2 comentarios:

  1. Wow Ale
    el segundo parrafo describe lo que siento a la perfeccion, es horrible tener miedo al futuro, miedo a no ser lo suficientemente buena para alcanzar el futuro que quieres.
    Pero no debemos dejarnos vencer por ese miedo.

    gran entrada
    besos!
    y recuerda no estas sola :D

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, hay que ser fuerte y lo se, no estoy sola. Gracias por leerme, que bueno que te sientas identificada. Besos para ti :)

    ResponderEliminar